Consejos de larga duración para la salud de la bicicleta eléctrica

No hay nada como dar el primer paseo con tu ebike. El viento en el casco, la sonrisa en la cara… es una sensación a la que querrás aferrarte durante años, durante muchas aventuras, mientras viváis los dos, ¿verdad?

Como cualquier cuerpo, las ebikes también se benefician de un cuidado adecuado. Incluso si prefieres dejar la mayor parte de la puesta a punto y el mantenimiento a los profesionales de la tienda de bicicletas, hay algunas tareas que deberás realizar regularmente para garantizar la longevidad y la salud de tu ebike.

Aquí hay una línea de tiempo para el mantenimiento recomendado de la ebike:

Al llegar:

Una vez que su ebike esté montada, repase la lista de comprobación de seguridad previa a la conducción incluida en el manual del propietario. Si has montado la ebike tú mismo, es una buena idea que una tienda de bicicletas local realice una rápida puesta a punto antes de salir a rodar, para asegurarse de que todo está bien apretado y de que tu bicicleta es segura.

Cada dos semanas (+/- 70 millas):

Limpie su ebike con un paño húmedo, y limpie la transmisión, luego aplique un lubricante para cadenas de bicicleta. Infle los neumáticos a la presión adecuada y utilice los ajustadores de barril para añadir tensión a los cables de freno o de cambio si es necesario.

Cada mes (+/- 200 millas):

Realiza las tareas mencionadas en los consejos número 1 y 2. Revise su ebike para detectar cualquier signo de corrosión. Inspeccione los neumáticos, los cables de cambio, las pastillas de freno, los cables de freno, el alojamiento de los cables y los conectores en busca de signos de desgaste o daños, y reemplácelos cuando sea necesario.

Cada 6 meses (+/- 700-1000 millas):

¡Es hora de una puesta a punto profesional! Llevar tu ebike a una tienda de bicicletas local al menos una vez al año vale la pena la inversión, y los profesionales podrán evaluar cuándo los consumibles como los neumáticos, los cables y las pastillas de freno necesitan ser reemplazados.

Con el cuidado regular, su ebike puede proporcionar muchos paseos impresionantes en el futuro. Una ebike feliz y saludable hace a un ciclista feliz y saludable.

Recuerda que si ves, oyes o sientes algo inusual mientras conduces tu ebike, llama a nuestro equipo de soporte técnico o a tu tienda de bicicletas local antes de seguir conduciendo. Un pequeño problema puede convertirse en uno mayor si no se trata.