10 señales de que su amigo necesita una bicicleta eléctrica

¿Cansado de salir a rodar solo? ¡Quizá sea el momento de buscar un compañero de ruta!

 

Hay personas a tu alrededor que probablemente estarían encantadas de acompañarte en todas tus aventuras de fin de semana en la Bici Club. Podría ser alguien especial, como tu cónyuge o tus hijos. O quizás sea un amigo cercano o un compañero de trabajo. En cualquier caso, sólo es cuestión de encontrarlos.

 

Puede que aún no tengan una bicicleta eléctrica propia, pero con la llegada de las fiestas, no hay mejor momento para regalar una de nuestras galardonadas ebikes. Podrás tachar un nombre de tu lista de la compra y conseguirás que alguien monte en bici. Todos salimos ganando.

 

La única pregunta es: ¿a quién elegirás?

 

Esperamos que esta lista te sirva de inspiración. Si conoces a alguien que muestre alguno de estos comportamientos, entonces es una señal segura de que está listo para unirse a la Familia Bici Club.

Marque todo lo que corresponda:

Han preguntado casualmente por tu moto. Tal vez incluso menos que casualmente. Quizá te han preguntado dónde la has comprado, cuánto cuesta, a qué velocidad va y si estarías dispuesto a dejarles montar en ella sólo una vez más, por favor, por favor, por favor.

¡Tienen cosas que hacer! Son el tipo de persona a la que le encantaría tener una forma de acelerar su lista de tareas pendientes, llegar al trabajo sin sudar y transportar la carga incluso en las colinas más empinadas, todo ello mientras toma aire fresco y hace ejercicio.

No tienen cosas que hacer… ¡y les encanta! Si han salido de la carrera de ratas y ahora se centran en disfrutar de las pequeñas cosas, una bicicleta eléctrica es la forma más sencilla de salir, respirar hondo y vivir la vida al máximo.

Son unos ciclistas empedernidos. Después de décadas jurando por su bicicleta tradicional, se están dando cuenta de que cada vez es más difícil subir esas grandes cuestas o balancear las piernas sobre el sillín. Un modelo de paso fresco y robusto podría ser exactamente lo que necesitan para seguir haciendo kilómetros.

No son en absoluto un ciclista empedernido. De hecho, están bastante seguros de que la última vez que montaron en bicicleta todavía llevaban ortodoncia. Sin embargo, no hay problema. Las bicicletas eléctricas hacen que el ciclismo sea accesible para todos. Son tan fáciles de usar que es como… montar en bicicleta.

¡Son un explorador! Son de los que siempre están en movimiento, ya sea atravesando el país desde el volante de una autocaravana o recorriendo la ciudad y conociendo nuevos lugares de moda.

No se cansan de salir al aire libre, ya sea de excursión, de caza, de acampada o incluso de deportes de invierno. Parece que una bicicleta eléctrica es la única pieza de equipo para actividades al aire libre que no tienen… todavía.

Lo suyo es la familia. Pasan los fines de semana llevando a los niños de un lado a otro y exprimiendo todo el tiempo de calidad que pueden con toda la pandilla. Estarían encantados de descubrir una forma emocionante y económica de hacer todo eso.

Disfrutarían si descubrieran de repente que hay una forma de reducir la gasolina, eliminar las tasas de aparcamiento y no tener que preocuparse por todos esos pequeños gastos que conlleva tener un coche. Reducir su huella de carbono es sólo la guinda del pastel.

Les gusta la diversión. Ya está todo dicho.

¿Te suena algo de esto? Tenemos en stock bicicletas eléctricas listas para enviar para las fiestas. Confía en nosotros, tu amigo te lo agradecerá.